miércoles, abril 01, 2009

13, poema justiciero



Aunque esto no sea un poema propiamente dicho, me hizo tanta gracia que os lo regalo. Está en una de las calles de Sevilla, en el centro.
Si sabéis leer, leedlo.
La calle, señoras y señores, da para mucho.

2 comentarios:

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Un señal inequívoca de la inminente llegada del fin de los tiempos.
Un saludo

Anónimo dijo...

bueniiiiiisimo