domingo, junio 22, 2008

1 mas 1 igual a 4... Noche blanca en Córdoba.


Ayer cogimos el coche y nos plantamos en Córdoba para asistir a la Noche Blanca del Flamenco.

Pues bien, empezamos tomándonos unas copas y unas tapas en un bar típico del lugar; El Gallo Verde, que está cerca del restaurante El Caballo Blanco. Animales de colores. Buen comienzo.
Lo único extraño de aquel bar fueron las berenjenas fritas. Laura Rosal encontró el princpio de un pelo negro que asomaba por el borde del plato. Haciendo pinzas con sus dedos índice y pulgar tiró de él y -SORPRESA-, había del orden de 4 a 6 trozos de berenjenas enlazadas en el pelo!!!
Todo un poema.
Lo que nos llevó al tema principal. Estuvimos charlando sobre poesía. Ya ves. Poesía. Y Llegamos a la conclusión siguiente:
La poesía del 2 mas 2 son 4, es poesía, pero no tiene por qué ser buena poesía. Ahora bien, cuando 1 y 1 son cuatro, cuando esto ocurre, se produce el verdadero poema.
Lo comprendéis? Creo que está bastante claro.
Por cierto, estábamos Ana Arcas (la pintora-ilustradora más conocida), Laura Rosal (la poeta fotógrafa del sur), Eduardo Chivite (el poeta clásico), David Leo García (el joven premio Hiperión del año pasado) y un cangrejo. David Leo me escribió su dirección de blog en una servilleta típica del gallo verde. Pinchadla y veréis.
¿Alguien sabe el lugar donde me he hecho esta foto con las luces azules electrizantes?
Después de comprobar la cantidad ingente de gente que poblaba la Noche Blanca, decidimos irnos a una trinchera segura; el SOUL.
Allí hablamos de todo y descubrimos al HOMBRE BOTELLA, escenificado por Chivi. En estos días publicaré otras tres fotos de HOMBRES BOTELLA. Adelanto que estarán interpretados por algunos de los que estuvimos esa noche flamenca cordobesa.
Y de un bar nos fuimos a otro. En la AMAPOLA, Chivi me señaló esta mesa mítica, llena de nombres de jóvenes poetas que recitaban en bares hace mas de 10 años. Gamberrillos...


La noche seguía repleta de gente y nosotros no vimos ni un sólo espectáculo.
Exceptuando una video-proyección que me mantuvo embobado y con hipo durante varios minutos. Estaba cerca de las ruinas romanas, en frente del río.Me encantó...

4 comentarios:

tournesols dijo...

lo mejor: el hombre botella y tu hipo!! qué gran noche :p

(soy liiiiiiiiiiiiiiiibre)

besos señor!*

Cangrejo Pistolero dijo...

JAJAJAJA!
y las clases teóricas que os dí de ligoteo?
Chivi lo veía CRISTALINO!

BESOS PA TI

Homómimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Homómimo dijo...

mmm el s-o-u-l, buen sitio para actos poéticos en noches flamencas sin flamenco. A Córdoba hay que clavarle el sacacorchos para que enseñe.