miércoles, agosto 19, 2009

No se le fué un poco la olla a Federico?


Poema Canción Del Mariquita de Federico García Lorca

El mariquita se peina
en su peinador de seda.
Los vecinos se sonríen
en sus ventanas postreras.
El mariquita organiza
los bucles de su cabeza.
Por los patios gritan loros,
surtidores y planetas.
El mariquita se adorna
con un jazmín sinvergüenza.
La tarde se pone extraña
de peines y enredaderas.
El escándalo temblaba
rayado como una cebra.
¡Los mariquitas del Sur,
cantan en las azoteas!

2 comentarios:

José Carlos Chávez Torres dijo...

como un posible guiño de ingenuidad diré que federico tal vez se refería al insecto llamado mariquita, aunque claro siempre se entromete el prejuicio homofóbico - sexista en todo, ¿o no?

Cangrejo Pistolero dijo...

Tu crees, José Carlos?
Creo que el poema es muy evidente. Aún así, lee la última frase. Yo creo que las mariquitas, los insectos, no cantan, no?
Un saludo.