viernes, enero 23, 2009

12, poemón francés


Hay días en los que te sorprenden cosas como las que enseño aquí, un poema escrito en una pared con tinta o pintura que no resiste el agua. Fíjate en el suelo, el azul se está escapando. La poesía nunca fue tan efímera como esta.
Aunque esté escrito en el muro de un colegio del centro de Sevilla, este poema está en francés.
Incluso está ilustrado!
Por favor, que alguien me lo traduzca, por caridad...

3 comentarios:

Laisa dijo...

Desde luego es una maravilla y sobre todo pensar que quien lo ha escrito ha tenido que prepararse con las pinturas adecuadas para poder hacer el dibujo y la inspiración para hacer el poema. Todo un artistas.

Macarena R. dijo...

Te lo traduzco con mucho gusto, es más, no he podido resistirme. Disfrútalo.

"Amante, oh bella amante,
en tu cabello enredé mis dedos
en tus brazos mis ansias.
Te amé,
y gravé tu corazón
en cada rincón de mis sábanas.
Pero amante, oh bella amante,
te has quedado en mi memoria gravada,
allí el ardor de tu cuerpo
con el mío enlazado.
Y cuando me aparto de tu boca
para no volver a verte,
permaneces como un vago sueño
en la neblina de mi memoria."

Espero que te haya gustado, a mí sí, la verdad.

Cangrejo Pistolero dijo...

Me ha encantado. Muchas gracias por la traducción. Ahora me parece más urgente hacer este tipo de poemas de calle.